Nuevo plato del restaurante Crepes & Waffles que utiliza arracacha de Cajamarca.

Foto cortesía de la marca.

Un reto para la marca.

 

Crepes & Waffles nos pide desarrollar la estrategia y el concepto de la primera campaña que comunicará sus proyectos de sostenibilidad.  Estos proyectos buscan recuperar y renovar el ecosistema de tierras que han sido vulneradas. El primer caso a dar a conocer es el de Cajamarca, zona donde se cultiva arracacha y que está luchando para no ser tierra usada para explotación minera de cielo abierto. Crepes ya venía trabajando con la población durante meses, conociendo la manera en que cultivan, sus costumbres y su tradición. Adicionalmente, ya estaba en proceso la compra de arracacha y el desarrollo de varios platos con ese ingrediente para los restaurantes.

Una mirada antropológica.

 

Nuestra primera misión fue entender la complejidad de la historia. Para esto estuvimos un fin de semana en Cajamarca, asisitiendo a 2 talleres que tenían cómo objetivo conocer a los campesinos. Los escuchamos contar historias de su tierra, los oímos cantar sus coplas y pasamos la tarde sintiendo su energía. También recorrimos el territorio para sensibilizarnos a la belleza natural de esta zona. Vimos cascadas, palmeras e inmensas montañas que rodean las casas y cultivos de Cajamarca y Anaime.

 

Experiencia de marca centrada en los productores.

 

Poner el mensaje inicial a través de la cultura fue la idea propuesta. Elegimos la sala, indicamos un recorrido y recomendamos la museografía pensando que el impacto del contenido tuviera la fuerza que el proyecto merece. El momento no podía ser mejor: Crepes abriría su nuevo restaurante en  el Museo de Arte Moderno de Bogotá, y tendría la hermosa pintura que el maestro Pedro Ruiz había elaborado a razón de la arracacha y Cajamarca dentro del contexto de su obra Oro Vital.  El resultado fue sorprendente. Más de 800 personas asistieron a la exposición en las primeras semanas y medios de comunicación como Portafolio y P&M reseñaron el proyecto, ayudando a que más gente se enterara de Cajamarca, sus campesinos y la importancia de los cultivos de arracacha.

 

 

El equipo de sostenibilidad de Crepes, liderado por Felipe Macias estuvo a cargo de los contenidos y la dirección visual de la exposición.

Arracacha tesoro de Cajamarca

 

El uso de la semántica y la lingüística fue determinante para la propuesta del lenguaje de la campaña; analizamos los factores sicológicos del uso de determinadas palabras y fue así como encontramos que tesoro resumía y definía de una manera precisa la importancia de la tierra y sus productos sobre el oro y la minería. También trabajamos en conjunto con los antropólogos que nos ayudaron a encontrar palabras del contexto para formar el léxico propio de esta comunicación. La pieza impresa más relevante fue el individual usado en los restaurantes de la marca. Esta pieza, mostraba la obra del maestro Pedro Ruiz e invitaba a los comensales a visitar la exposición en el MAMBO.

 

 

 

 

Individual para restaurantes.

#ArracacherosDeVerdad
#ArtesanosDeLaTierra
#CustodiosDelAgua
#HerederosDeTradiciones

Hastags para la campaña.

Strategy and creative directors: Arutza Rico Onzaga, Andrés Duplat

Illustration: Pedro Ruiz

Content producers: Marcela Arango, Ricardo de la Pava, Felipe Macías

Portafolio Photography: Arutza Rico Onzaga, Andrés Duplat

Client: Crepes & Waffles